El Gobierno aprueba el Plan Anual de Política de Empleo 2016, incluyendo medidas concretas para los mayores de 45 y los parados de larga duración

 

El Consejo de Ministros del viernes 5 de Agosto 2016 aprobó el Plan Anual de Política de Empleo 2016.

El Plan, dotado con un total de 5.265 millones de euros, tiene como objetivos mejorar la empleabilidad de los parados y su formación, vincular las políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento. El Ejecutivo también destinará cerca de 140 millones de euros para la contratación de jóvenes investigadores y para centros de excelencia.

 La ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, ha destacado que el Plan Anual de Política de Empleo (PAPE) establece los objetivos a alcanzar en este año en el conjunto de España y en cada una de las Comunidades Autónomas en esta materia y fue acordado en la conferencia sectorial celebrada el pasado 18 de abril.

El Plan, según ha indicado, se dirige a mejorar la empleabilidad de los jóvenes y de los colectivos con más dificultades para acceder al mercado laboral, como los parados de larga duración. También mejora la calidad de la formación profesional para el empleo, vincula las políticas activas y pasivas e impulsa el emprendimiento.

Báñez ha detallado que el Ejecutivo destina al Plan un total de 5.265 millones de euros, de los que las comunidades autónomas recibirán 1.800 millones, 386 millones más que el año pasado. El resto lo ejecutará el Gobierno.

Los ejes fundamentales de actuación, según ha descrito, son la orientación, la formación y las oportunidades de empleo (a los que se dedicará el 92% de los fondos), así como la igualdad de oportunidades en el acceso al mercado de trabajo, el emprendimiento y el marco institucional del Sistema Nacional de Empleo.

 

El citado Plan establece los objetivos a alcanzar en este año en el conjunto de España y en cada una de las distintas Comunidades Autónomas en materia de políticas activas de empleo, así como los indicadores que se van a utilizar para valorar su grado de consecución.

Se configura como un instrumento de evaluación de los servicios y programas de políticas activas de empleo desarrolladas por el Servicio Público de Empleo Estatal y las Comunidades Autónomas. Evaluación de la que depende en 2016 el 70% de los fondos que en un próximo Consejo de Ministros el Gobierno distribuirá a las Comunidades Autónomas para la gestión de las políticas activas de empleo.

De acuerdo con la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016, los servicios y programas del Plan 2016 que desarrollen los Servicios Públicos de Empleo deberán dirigirse al cumplimento de los siguientes objetivos: Mejorar la empleabilidad de los jóvenes y de otros colectivos especialmente afectados por el desempleo, en particular los mayores de 45 años que sean desempleados de larga duración, mejorar la calidad de la formación profesional para el empleo, reforzar la vinculación de las políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento como parte inseparable de la activación y recuperación del empleo.

Para la implementación de esas políticas activas de empleo, las CCAA dispondrán de su propio presupuesto y de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 cuyo presupuesto asciende a 5.265 millones, lo que supone un incremento de 477 millones de euros con respecto al de 2015.

De ellos 1.800 millones de euros serán gestionados por las CCAA. La distribución de estos fondos se realizará según la evaluación de los resultados de los indicadores definidos para 2016 en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales en abril de 2016.

Este Plan ha sido acordado con las CCAA en el seno de la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales celebrada en 18 de abril de 2016.

250 millones para planes de formación

Pool Moncloa/J.M. CuadradoEl Ejecutivo ha autorizado la convocatoria del Servicio Público de Empleo Estatal(SEPE) para conceder subvenciones públicas a planes de formación de ámbito estatal dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados.

Fátima Báñez ha destacado que “es la primera convocatoria estatal de subvenciones abierta al cien por cien a la concurrencia competitiva entre las entidades de formación que hay en nuestro país”.

La convocatoria, con una dotación presupuestaria de 250 millones de euros para 2016 y 2017, considera prioritaria la formación en áreas relacionadas con la digitalización y las tecnologías de la comunicación, la internacionalización de las empresas, el emprendimiento y la eficiencia energética. “Priorizamos aquellos sectores y nichos de empleo que van a ser más demandados a lo largo de este año y del siguiente por las empresas en nuestro mercado de trabajo”, ha apuntado la ministra.

Báñez ha añadido que “el objetivo es claro: mejorar la empleabilidad de los trabajadores y, con ello, que nuestras empresas sean más competitivas en un mundo cada día más global”. Asimismo, ha resaltado que, por primera vez, cuando los fondos de un año no se hayan gastado o ejecutado completamente se incorporarán a la convocatoria del año siguiente.

Anuncios