Informe del Paro y el Trabajo de los Sénior en la Comunidad Autónoma de Cantabria. EPA 4ºTrimestre 2017

2

El informe analiza la situación del desempleo en la Comunidad Autónoma de Cantabria, incidiendo especialmente en el colectivo de personas mayores de 45 años y tomando en ocasiones como referencia la situación en España, desde la perspectiva de la falta de ayudas eficaces para fomentar su empleabilidad y de la necesidad de seguir haciendo una llamada a la sociedad sobre las especiales necesidades de este colectivo.

Este informe está realizado por Andrés de Toro, presidente de la Asociación
Observatorio Trabajo Senior +45, utilizando como fuente los datos oficiales publicados el 25 de Enero 2018 por el Instituto Nacional de Estadística de España, en la E.P.A. del cuarto trimestre de 2017.

Sigue leyendo

Anuncios

Informe del Trabajo / Paro Senior en la Comunidad de Madrid en la EPA 4ºTr 2017

En reiteradas ocasiones la Comisión Europea se ha manifestado muy crítica cómo se ha aplicado en España el programa de Garantía Juvenil, que apenas ha alcanzado al 10,7% de los menores de 30 años, frente a la media europea del 41,9% según el informe de la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen. La ejecución del programa ha sido tan precaria que la Comisión Europea ha pedido al Gobierno el reintegro de parte de los fondos adelantados para facilitar su implantación, en respuesta a una pregunta parlamentaria presentada por los eurodiputados Eider Gardiazabal, Javi López y Sergio Gutiérrez, del grupo socialista.

Así las cosas a nivel España, el principal motivo por el que realizamos este estudio, es poner de relieve esta absurda discriminación y solicitar de nuestras autoridades la puesta en marcha de medidas activas para corregir la situación de este colectivo, mucho más dañado por la crisis, debido a su falta de movilidad laboral y a soportar cargas familiares que producen un gran sufrimiento para las familias que ven muy mermados sus ingresos por la falta de trabajo de sus cabezas de familia.

La Comunidad de Madrid presentó en Marzo 2016 su “Estrategia Madrid por el Empleo”, con 70 potentes medidas concretas apoyadas con 320 millones de euros, con una vigencia prevista de dos años. El punto de partida de esa Estrategia era una cifra de 562.800 personas desempleadas en Diciembre 2015, según la EPA del Instituto Nacional de Estadística publicada en Enero 2016.

RESUMEN DE CONCLUSIONES:

1.- DE CADA 10 PERSONAS EN PARO EN MADRID, 4 TIENEN MÁS DE 45 AÑOS

2. DESDE 2008 A 2017, EL PARO DE LOS SENIOR SE HA MULTIPLICADO POR 2, MIENTRAS QUE EL PARO DE TODAS LAS EDADES HA CRECIDO UN 34%

3. LA POBLACIÓN ACTIVA DE MADRID AUMENTA POR PRIMERA VEZ EN 3 AÑOS

4. LA CIFRA DE TRABAJADORES OCUPADOS CRECE LENTAMENTE, PUES HAY MUCHÍSIMOS CONTRATOS TEMPORALES. PERO EN MADRID SE CONTRATA EL 22,4% DE LOS CONTRATOS INDEFINIDOS DE TODA ESPAÑA.

5. LA VELOCIDAD DE AUMENTO DEL PARO DE LOS MAYORES DE 45 ES MUCHO MAYOR QUE LA DEL RESTO DE COLECTIVOS. 

6. LAS NUEVAS MEDIDAS IMPLEMENTADAS POR LA COMUNIDAD DE MADRID DEBEN DAR SUS FRUTOS EN BREVE PLAZO.

7. LA TASA DE PARO SENIOR EN LA COMUNIDAD DE MADRID BAJÓ 0,6 PUNTOS SOBRE LA DE 2016. LA TASA DE PARO EN TODA ESPAÑA BAJÓ 1,7 PUNTOS.

8. LA COMUNIDAD DE MADRID ESTÁ DECIDIDA A REDUCIR EL PARO DE LARGA DURACIÓN Y CONSIGUE POR PRIMERA VEZ SITUARSE POR DEBAJO DE LA MEDIA NACIONAL DEL PARO DE LARGA DURACIÓN.

9. EN MADRID, EN 4 AÑOS SE HA REDUCIDO EL PARO JUVENIL EN 40.700 PERSONAS, MIENTRAS EL PARO SENIOR SE HA REDUCIDO EN 21.000

 

Analizamos a continuación los resultados del mercado laboral de la Comunidad de Madrid con especial enfoque en las personas mayores de 45, los Sénior. Dedicamos un capítulo especial al final del Informe a las Recomendaciones que propone nuestra Asociación. Sigue leyendo

Comienza la Revolución Digital 4.0 en España: el Talento en la era de la transformación digital

AMETIC

El Viernes 7 de Julio ha sido presentada en AMETIC  la Coalición Nacional por las Competencias y los Empleos Digitales, un proyecto nacido en el seno de la DG Connect de la Comisión Europea que promueve una red que engloba toda la economía de cada país de la Unión Europea y va más allá del sector de las nuevas tecnologías:  se enfoca a toda la sociedad, desplegando todas las posibilidades de las nuevas tecnologías a los siguientes colectivos:

  1. A todos los ciudadanos
  2. A toda la población activa
  3. A la educación
  4. A los profesores de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC´s)

En España, el programa DSJC es liderado y coordinado por AMETIC, la Asociación nacional de empresas de electrónica, de las tecnologías de la información, de las telecomunicaciones y los contenidos digitales. AMETIC ha hecho un colosal esfuerzo para reunir en el evento de lanzamiento dos importantísimos actos:

IMG_20170707_0955261º) La propia presentación del programa DSJC, que ha contado con la participación del Secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo; de Jochen Müller, Coordinador Político de la Comisión Europea; de todas las entidades nacionales de la Administración Pública con competencias en el desarrollo del Talento Digital español:

  • Instituto nacional de Tecnologías Educativas y de formación del Profesorado
  • Directora adjunta de Economía Digital de RED.es
  • Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana empresa del Mº de Economía
  • Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE)

y de importantes empresas punteras del sector TIC:

  • Amazon Web Services
  • ASTI (Desarrollo estratégico y Corporativo)
  • Google (Dirección de Asuntos Públicos)
  • ESIC Instituto de Economía Digital
  • K2 España
  • Microsoft (División de Educación)
  • Oracle Academy España

que junto con otras entidades, componen la Coalición Española por el Talento Digital

2º) La presentación del Manifiesto por el Liderazgo de la Transformación Digital de la Economía Española mediante el desarrollo del Talento*, interesantísimo documento que ha sido formulado, desarrollado y escrito de forma brillante por AMETIC, UGT y Comisiones Obreras, reuniendo así en un mismo compromiso a los principales actores protagonistas de la transformación en el entorno empresarial y laboral, que también está abierto a todos los grupos de interés de la sociedad civil que deseen adherirse a él.

En el Manifiesto inciden en que si se quiere una España 4.0 que sea referente de la transformación digital hay que desplegar “de manera consistente una estrategia de desarrollo de talento digital que incluya a todos los grupos de interés, tanto públicos como privados. Y recogen tres ejes de medidas para el desarrollo del talento digital:

  • Educación Primaria y Secundaria
  • Formación Profesional y Universidad
  • Empleo y Formación

Este eje de la formación y el empleo es el que está más próximo a todos nuestros desempleados mayores de 45 y por eso profundizamos en las medidas que proponen la asociación de empresarios AMETIC y los sindicatos CCOO y UGT:

  • Realizar un seguimiento, estudio y análisis permanente de la demanda de las cualificaciones profesionales y de su evolución en los distintos sectores productivos
  • Establecer por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social un observatorio específico del empleo digital, por su peculiaridad y por su importancia, transversal  a todos los sectores productivos.
  • Potenciar políticas activas de empleo en el puesto de trabajo durante toda la vida laboral del trabajador, especialmente las relativas a la formación continua, incluyendo la formación online.
  • Conformar un Plan de Formación de capacitación TIC para desempleados, que facilite su reincorporación al mercado laboral.
  • Seguir formando a los ciudadanos al término de su vida laboral en competencias tecnológicas.
  • Realizar un seguimiento en aquellos sectores en los que la digitalización sea un instrumento esencial para la mejora de la productividad y, de esta forma, promover la formación continua en las empresas para el mantenimiento y la creación de los puestos relevantes en este campo. Estableciendo, a su vez, proyectos que reubiquen a todos los trabajadores en los nuevos modelos de negocio, manteniendo el mismo o mayor nivel de empleo.

Se ha reflexionado sobre si las nuevas tecnologías traerán consigo la pérdida de puestos de trabajo, y todo lo que sabemos es que, se estiman que actualmente hay en España más de 30.000 puestos de trabajo que requieren competencias digitales que no se pueden cubrir; que se estima que en 2020 serán más de 80.000; que dentro de 6 años habrá muchas profesiones que actualmente no existen y que ante la incertidumbre lo único que se puede hacer, es estar preparado para poder adaptarse a lo que el futuro nos depare. En un mundo global, de nada serviría esconder la cabeza bajo la tierra y cerrarse a la innovación.

Todos los participantes se han comprometido a que la transformación digital sea equitativa, llegue a todos y que no deje a nadie en el camino. Desde nuestra Asociación, hemos dicho a los ponentes que “han quedado retratados en ese compromiso” y que les pedimos y exigiremos que lo cumplan:  más de 1.700.000 desempleados españoles mayores de 45 años lo exigen porque necesitamos ser digitalmente competentes para conseguir  un trabajo digno, sea por cuenta propia o por cuenta ajena.

Nuestra Asociación es ya miembro de la Coalición, y una de nuestras propuestas ha sido seleccionada por el grupo de dirección europeo del programa, para formar en competencias digitales a toda la sociedad española mayor de 45 años.Logo OTS45+ DSJC

En este sentido, proponemos a todos los asociados y afiliados que deseen hacernos llegar su interés en participar en este programa, sea como alumnos, tutores o profesores, se pongan en contacto con nosotros por vía email a la dirección de correo: atenciondemandante.ots45@gmail.com

* en breve colgaremos el documento del Manifiesto en nuestra página web

 

 

 

Informe sobre la situación del desempleo de las personas mayores de 45 años en la Comunidad Autónoma de Andalucía “Los Invisibles Andaluces” Encuesta Población Activa Tr1 2017

I. RESUMEN EJECUTIVO

1º) C o n c l u s i o n e s

GRUPO 1: MARCO ECONÓMICO

1º) Las Competencias sobre las Políticas Activas de Empleo, no
están en manos del Gobierno, pues fueron transferidas a las
Comunidades Autónomas.

Son por tanto las Comunidades las que tienen que crear planes de empleo y de inclusión social, para conseguir que los españoles que en ellas viven puedan conseguir un trabajo digno, estable y con futuro; y que las personas que están en paro de larga duración o en riesgo de exclusión social, puedan reinsertarse al mercado laboral. Cada Comunidad Autónoma es responsable de lo que aplique o no y el Gobierno les renovará fondos según los resultados de empleo que consigan.

Desde nuestra Asociación, sabemos que muchas de ellas no están siguiendo, por el momento, las recomendaciones de la Comisaria de Empleo de la CE.

2º) El crecimiento del PIB no genera suficiente empleo.

El crecimiento del PIB en 2014 y 2015 impulsó fuertemente el crecimiento del empleo en Andalucía. Sin embargo, en 2016 el crecimiento del empleo se frenó, a pesar de volver a aumentar el PIB un 2,8%.

Al igual que sucede en el resto de España, Andalucía está creciendo en riqueza pero esa riqueza no genera el empleo que debería. 

3º) Los salarios del empleo que se genera, son precarios.

En estas mismas fechas, el Banco Central Europeo publica en su Boletín económico un artículo que profundiza en que a pesar de que muchas empresas ya han salido de la crisis y consiguieron beneficios en 2016, su salida de la crisis no se está traduciendo ahora ni en más empleo ni en recuperación de los salarios, que en 2016 apenas aumentaron apenas un 0,8%.

Consideramos que el gran sacrificio que hicieron las plantillas de trabajadores y directivos en los momentos más duros de la crisis, que aceptaron bajarse el salario, y la pérdida de los puestos de trabajo de todos aquellos trabajadores que fueron expulsados al paro para que
sus empresas sobrevivieran, se merece que las empresas:

1º) Recuperen empleo, llamando al menos a algunos trabajadores que despidieron o, en su defecto, contraten nuevos trabajadores. Consideramos que los empresarios son corresponsables de arrimar el hombro para crear empleo y reducir el paro.

2º) Suban los salarios a sus empleados

3º) Entonces, ¿a dónde va esa riqueza? Va a las cuentas de resultados de las empresas que la generan: sus beneficios están creciendo más rápidamente que el empleo. Ahora que están generando beneficios, las
empresas deberían ser corresponsables de recuperar los niveles de empleo que ellas mismas tuvieron que prescindir cuando necesitaban sobrevivir, por la crisis.

Además, ha aparecido un nuevo problema: los prejuicios de edad. Muchos seleccionadores jóvenes que se encargan de realizar los primeros filtros de candidatos en sus empresas, desconfían de aprobar la contratación de personas de más de 45 años, tienen prejuicios:
que si querrán ganar más salario rápidamente, que si no serán flexibles, que si querrán demostrar que saben más que nadie más joven…, este es un enorme problema que dificulta la contratación de los senior.

El Gobierno haría bien recordándoles a empresarios y organizaciones que les representan que son corresponsables de implantar Códigos de Buenas Prácticas para la contratación y de que sus empleados de recursos humanos las apliquen.

4º) Por fin, una medida en favor de los Parados de Larga Duración

En fecha reciente, la Ministra de Empleo ha anunciado un presupuesto de 129 millones de euros en este año para el Programa de Acción Conjunta para la Mejora de la Atención a las Personas Paradas de Larga Duración para 2017; incluidos en un programa a 3 años, que
presupuesta otros 257 y 129 millones para los próximos 2 años. En total, 515 millones de euros en tres años; considerando que hay 2,3 millones de parados de larga duración, la media por persona es de 223 euros en 3 años, unos 80 euros al año…. ¡no hay ni para un bocadillo al mes!

Este presupuesto es adicional a los fondos que se destinan “en general” a las políticas activas de empleo. Es decir, un “refuerzo” para que los parados de larga duración tengan más apoyos, esto es cierto. Pero, ya hemos visto que las medidas “generales” no resuelven el problema del paro de larga duración, porque estas personas necesitan medidas
“específicas” con itinerarios personalizados de reinserción, su proceso es más complejo, y por tanto necesitan más apoyo y más presupuesto.

Lo que debería hacerse es asignar a este colectivo un presupuesto acorde con su situación. Según nuestros cálculos, un mínimo de 500 euros /año, unos 1.100 millones en 3 años. Si el Gobierno dedica al colectivo que tiene la situación social más grave, y que además es el
más difícil de reinsertar en el mercado laboral, solo 80 euros por persona al año, es más que evidente que este colectivo interesa mucho menos que cualquiera de los demás.

Confiamos profundamente en que la Junta de Andalucía será sensible a la situación concreta que están padeciendo esos 610.000 andaluces en el paro de larga duración y decidirá aprovechar esa disponibilidad de presupuesto, en la parte que le corresponda, para atacar con decisión y calidad el paro de larga duración, en el cual el 70% de las personas
tienen más de 45 años.

GRUPO 2: PARO Y OCUPACIÓN

1º) En Andalucía, casi 4 de cada 10 Parados tienen más de 45 años

Hay 390.000 parados +45, cifra que casi triplica al número de jóvenes de menos de 25 años. Desde hace muchos años, hay más parados de +45 que de ningún otro grupo de edad.

2º) El empleo en Andalucía está creciendo menos de lo que baja el Paro

El número de Parados se ha reducido constantemente desde 2013, ha bajado en 391.000 personas. En el mismo período, hay 337.000 Ocupados más, lo que significa que el empleo en Andalucía está creciendo menos que lo que baja el Paro.

3º) El Paro de los Senior desciende a un ritmo demasiado lento, mientras que el Paro total de la Comunidad sí se reduce a buen ritmo.

El Paro en la Comunidad desciende al 8%, mientras que el paro de los Senior desciende al 4%, lo que significa que las políticas de empleo de la Junta no están funcionando tan bien para los Senior como para el resto de parados.

4º) La proporción de los senior dentro del total de parados, crece año tras año, (35% actualmente)

5º) Resulta muy necesario aplicar estrategias de empleo diferenciadas para los Parados de larga duración, tal como recomienda la Comisión Europea.

6º) El Paro Juvenil, está en su mínimo histórico y es casi la tercera parte del Paro Senior

GRUPO 3: VELOCIDAD DE CAÍDA DEL PARO

1º) La velocidad de caída más lenta de todas es la de los parados +45

La velocidad de caída del paro de nuestro colectivo de personas +45, siempre ha sido mucho más lenta que las de los demás grupos de edad, y que incluso apunta a que el número de parados senior puede llegar a aumentar en 2017, desgraciadamente. La necesidad de poner en marcha medidas concretas para este colectivo es ya alarmante. .

2º) La velocidad de caída del paro de los Senior se viene frenando desde 2015

Las causas: las estrategias de aumento del empleo que se vienen aplicando NO SON EFICACES. En nuestra Asociación tenemos miles de casos de personas que nos dicen que no les llaman de las Oficinas de Empleo para ofrecerles ningún trabajo. Incluso son las Oficinas de Empleo las que nos llaman a nosotros, una simple y pequeña Asociación, para mandarnos casos de personas paradas que ellos no pueden atender.

Viendo que a las Comunidades Autónomas les está costando mucho cambiar sus políticas de empleo, ¿cómo podrá el Gobierno conseguir que se cree empleo neto al ritmo de 500.000 anuales?

GRUPO 4: CREACIÓN DE EMPLEO Y AUMENTO DEL PARO DE LARGA
DURACIÓN

1º) El 36% de los parados de la Comunidad, tiene más de 45 años

Son el colectivo más numeroso, con 390 mil personas. Seguido de lejos por el colectivo de 35 a 44 años.

2º) Andalucía no logra resolver el Paro de Larga Duración

El 57% del Paro de la Comunidad es de Larga Duración (más de un año). Y el 75% de ese 57%, lleva más de 2 años en esa situación. Hacen falta otras políticas transformadoras.

Nuestra Asociación está en condiciones de ayudar a diseñar esas políticas, sabemos exactamente lo que hay que hacer y cómo hacerlo.

3º) Andalucía tendría al alcance de su mano resolver gran parte del Paro si se centra en aumentar el empleo de los Senior

Las políticas activas de empleo de la Junta de Andalucía deberían dar máxima prioridad al paro de los mayores de 45. Si lo hicieran así, resolverían mucho más rápidamente el gran problema del paro, y aun más rápidamente el enorme problema social de que las personas
de +45 tienen tremendas cargas familiares, que normalmente triplican el número de personas afectadas (cónyuge, hijos, etc).

4º) Retener y Reinsertar, de nuevo

Ofrecemos desde nuestra Asociación Observatorio del Trabajo Senior 45+ toda nuestra colaboración e ideas para propiciar dicho cambio y proponer dichas medidas.

GRUPO 5: NUNCA MÁS….

1º) No trabajar en la Retención

Felizmente para los Senior la tendencia general es que desde 2012 se está logrando crear más Empleo para del que se destruye. Preocupa mucho observar que en 2016 esa diferencia empieza a atenuarse. Está claro que se crea mucho empleo pero se pierde casi la mitad del que se crea. Demostrando una vez más la necesidad de aplicar muchas medidas más positivas para que siga aumentando la Ocupación y para frenar el Desempleo de estas personas.

2º) Dejar de pensar en ellos, en sus derechos

Y estas personas que hoy tienen más de 40 años, van a llegar dentro de 20 a su edad de jubilación, y les van a faltar años de cotización para poder cobrar su pensión máxima.

3º) Tolerar la injusticia

Por eso, resulta injusto que a las personas desempleadas de +40 años no se les haya aplicado las primeras ayudas específicas hasta hace ahora un año, para favorecer su contratación; mientras que a los jóvenes, se vienen dedicando programas específicos desde hace más de 7 años, dotados con importes superiores a los 50 millones anuales de euros.

 

2º) R e c o m e n d a c i o n e s

1ª) Establecer desde la Junta medidas para atender con atención especial a los parados de larga duración, tal como recomienda la Comisión Europea, en el marco del Programa de Acción Conjunta para la Mejora de la Atención a las Personas Paradas de Larga Duración

2ª) Involucrar muy activamente a las Asociaciones de Parados para que formen equipo con el Servicio Público de Empleo de la Junta de Andalucía.

3ª) Primar en las adjudicaciones “la calidad y cantidad” de resultados conseguidos, y no como hasta ahora, adjudicar simplemente “por precio”, método que se está demostrando obsoleto y pernicioso a la vista de los pobres resultados que permite conseguir, puesto que no garantiza que se hagan las cosas lo mejor posible, sino únicamente lo más barato posible. Y ahí están los resultados.

4ª) Acometer reformas estructurales en el Servicio Público de Empleo de la Junta de Andalucía, incluyendo:

 Personal altamente cualificado para atender a los Parados de larga duración,

 Formar y entrenar a ese personal por parte de las asociaciones de parados, con la dirección de la propia Junta de Andalucía, por supuesto.

 Proporcionar a esos parados en PLD un Itinerario Personalizado de Recuperación para el empleo y otro de Reinserción

Además de estas medidas iniciales, nuestro “Plan de Empleo para personas en situación de PLD” incluye más medidas específicas que nos reservamos publicar y que garantizamos que resolverían el problema con resultados inmediatos, muy especialmente el de las personas de +45 años.

III. INFORME

1º) Introducción

El informe analiza la situación del desempleo en la Comunidad de Andalucía, incidiendo en el colectivo de personas mayores de 45 años y tomando en muchos casos como referencia la situación en España, desde la perspectiva de la falta de ayudas económicas para fomentar su empleabilidad y de la necesidad de seguir haciendo una llamada a la sociedad sobre las especiales necesidades de este colectivo, llamada que ciertamente hemos visto que en 2014 despertó en muchas personas una sensibilidad especialmente favorable, que se ha unido a nuestros intentos por reclamar la atención por parte de las autoridades con competencias para intentar paliar su situación.

Desde el año 2010 y hasta 2014, los sucesivos Gobiernos españoles subvencionaron la empleabilidad del colectivo de personas menores de 30 años de edad, con  subven-ciones anuales específicas superiores a los 35 millones Euros, que ya acumulan más de 100 millones Euros, mientras que no se ha destinado ni un solo Euro a apoyar el empleo de los desempleados mayores de 40 años.

El principal motivo por el que realizamos este estudio, es poner de relieve esta absurda discriminación y solicitar de nuestras autoridades la puesta en marcha de medidas activas para corregir la situación de este colectivo, mucho más dañado por la crisis, debido a su falta de movilidad laboral y a soportar cargas familiares que producen un gran sufrimiento para las familias que ven muy mermados sus ingresos por la falta de trabajo de sus cabezas de familia.

 

2º) Magnitudes económicas y comparación del Paro entre Andalucía y España

Está contrastado en toda España que, si 2
sube (o baja) el PIB, el
Empleo tiende a subir
(o a bajar). La relación
entre esas dos
magnitudes se da
también en Andalucía, y además de manera generosa: a partir de 2014, cuando la crisis empezó a ser superada, el PIB subió un 1,5% y el Empleo creció un 4,3%.

En 2015, a  un crecimiento del 2,8% del PIB el Empleo creció un 5,1% pero en 2016 eso no sucedió, aunque el PIB volvió a  crecer, el empleo subió solamente un 0,9%, significando que el modelo de crecimiento del empleo parece haberse agotado, por lo que puede ser necesario desplegar nuevas medidas de reforma laboral que hagan aumentar el empleo.

Estamos ante la región que
tiene más parados de España:3
de los 4.2 millones de parados
(EPA Tr1 2017) de España, un
25% casi 1,1 millones viven en
Andalucía.
En cuanto a los parados de +45 años, la relación es casi la misma: de los 1.587.100
parados de más de 45 años que hay en España, el 24,6% vive
en Andalucía. Para nuestro colectivo de parados +45, esto significa que en esta Comunidad no se han dado tan fuertemente como en otras las circunstancias de discriminación que han llevado a los senior a ser el 36% de los parados de toda España.

Lo que más importa es saber si esas cifras están mejorando y si esta Comunidad está haciendo todo lo que puede para reducir el paro, mejorando la Ocupación.

 

3º) Los Parados según su edad, en Andalucía

La Comunidad de Andalucía es una de las que el paro Senior está más cerca a la media de4
España: casi 4 de cada 10 personas en paro, tiene más de 45 años.
El número de parados de
más de 45 años de edad es el mayor de todos los
segmentos de población, seguido por el de las personas mayores de 35 y también de los de 25 a 34; esto significa que si no se hace algo especialmente dirigido a ellas, esta situación va a durar mucho tiempo.

Del total de parados, el grupo más numeroso son los 390.100 del colectivo de +45 años de edad, seguido de lejos por los 269.500 de 35 a 44. Así pues, el paro en Andalucía afecta muchísimo más a los adultos que a los jóvenes, al igual que sucede en el resto de España.

Un 36% del total de parados tiene más de 45 años. Es 1 punto inferior a la media nacional.

Como veremos no solo crece a causa del envejecimiento de la pobla-ción sino que crece por las mayores dificultades para encontrar empleo que tiene este colectivo.

La incidencia del paro juvenil es del 14% y es la misma que la media nacional.

A diferencia de lo que sucede en otras regiones, el Paro Senior (mayo-res de 45 años) no es mayor que si sumamos los parados de menos de 25 y los de menos de 34 años. Este dato es muy preocupante porque, el gradual envejecimiento de la población, hará en poco tiempo que muchas de las personas del grupo 35 a 44 pasen a engrosar las filas de los mayores de 45, con lo que el número de parados senior, va a seguir aumentando.

También, la Tasa de Paro de los Jóvenes de Andalucía es del 54%, y la de los Senior es del 24%.

La lectura de estas cifras: hay pocos jóvenes activos (de hecho solo 273.000 personas) y más de la mitad está en paro; hay muchos senior activos (1,6 millones y 1 de cada 4 está en paro). Las situaciones objetivas de ambos colectivos, son muy diferentes: en general, muchos de los jóvenes en paro cuentan con el apoyo de sus familias; en general, muchos de los senior en paro no cuentan con ningún apoyo porque ellos mismos ya son familias con todo su gasto vital a cuestas (los niños, el coche, la hipoteca, etc). 

Lo cual, es el Argumento nº1 para que solicitemos de la Junta de Andalucía medidas de apoyo para el colectivo +45 para que puedan salir del paro: los terribles efectos del paro afectan muchísimo más a los parados de más de 45 años y afectan a ciento veinte mil personas más que a los jóvenes.

Porque son más numerosos y porque son también más familias: 390 mil familias necesitan este apoyo, cerca de medio millón de andaluces, necesitan protección social específica para encontrar un empleo, pero nuestra Comunidad no se la da.

No ha sido nunca nuestro propósito discriminar positivamente a los mayores de 45. Sucede que son nuestras autoridades las que desde hace años vienen discriminando positivamente a los menores de 30 con programas notablemente exitosos como la Garantía Juvenil, solo por el hecho objetivo de la edad.

Si todos los españoles somos iguales ante la Ley, no se puede comprender por qué no se ha destinado en todo este tiempo ni un solo euro a apoyar al resto de ciudadanos en desempleo, ¿acaso tienen menos derecho? hablamos de personas, cada una con su individualidad y sus circunstancias propias, pero personas cuya dignidad prevalece intacta por derecho universalmente reconocido a un empleo digno.

Bastan, por tanto, estas cifras para expresar nuevamente la realidad del desempleo en Comunidad de Andalucía: las mayores dificultades para acceder a un empleo, se dan entre las personas de más de 40 años, que son el colectivo más numeroso entre los parados. Y si no se pone el enfoque en su situación, de manera análoga a lo que se ha hecho con la Garantía Juvenil, no se va a conseguir reducir su nivel de paro.

 

4º) ¿Cómo ha evolucionado el Paro?

5

Entre 2007 y el primer trimestre 2017, en Andalucía, la cifra total  de Parados se ha duplicado, y el grupo de edad de parados que más rápido ha subido, ha sido el de las personas de 25 a 34 años, que subió más del doble (2,2) mientras que el desempleo de los mayores de 45 años se ha duplicado.

El número de jóvenes en paro subió un 21%, lo que comparado con la gran subida del paro de los senior, y de los 25 a 34, legitima destacar que la incidencia del paro ha sido mucho mayor en esos dos colectivos; y además, por su tremendo impacto social, porque estas personas tienen familias que dependen de ellos y obligaciones económicas que cumplir de forma taxativa.

Esto no es nuevo: llevamos así ya hace años: el crecimiento del paro senior es mucho mayor que el del paro juvenil. Este es el Argumento nº 2 para solicitar a las autoridades responsables del Empleo y a las responsables del Bienestar Social en la Junta de Andalucía, que establezcan políticas concretas diferenciadas, para los mayores de 45, por las razones arriba expuestas.

 

5º) ¿Se está creando empleo en la Comunidad de Andalucía?

7
La principal conclusión, y muy bienvenida, es que el número de Parados se ha reducido constantemente desde 2013, ha bajado en 391.000 personas. En el mismo período, hay 337.000 Ocupados más, lo que significa que el empleo en Andalucía está creciendo menos que lo que baja el Paro; además, la subida de Ocupados y la bajada de Parados son continuas, año tras año, lo cual son muy buenas señales.

En cuanto a la población activa, el número de trabajadores en Activo desciende desde 2014,y el número de Inactivos está aumentando. No son buenas señales, significan que más gente se está jubilando, y que mucha gente que está en el paro y puede jubilarse, decide hacerlo, seguramente a despecho de cobrar menos importe de pensión del que le correspondería si hubiera podido encontrar trabajo.

En el primer trimestre de 2017, la Ocupación en Andalucía subió en 314.700 personas, pues 231.100 Parados encontraron empleo y 83.600 Inactivos lo encontraron también.

10
En cambio, 147.000 parados pasaron a situación de Inactivos (no en busca de empleo, jubilados, etc) y 78.200 Ocupados pasaron a Inactivos. Con lo que, se perdió empleo por 346.600 personas.

En conclusión, no puede decirse que se haya creado Empleo Neto en Andalucía en el primer trimestre 2017.

 

6º) ¿Cómo ha evolucionado el paro en cada grupo de edad?

En Andalucía 8
hay muchas
más personas
+45 en paro
que ningún
otro grupo de
edad y desde
2011 siempre
ha sido así, en
una tendencia imparable y que casi triplica al colectivo que menos parados
tiene: el de los jóvenes menores de 25 años.

Sirva este dato como principal argumento: las políticas activas de empleo de la Junta de Andalucía deberían dar máxima prioridad al paro de los mayores de 45. Si lo hicieran así, resolverían mucho más rápidamente el gran problema del paro, y aun más rápidamente el enorme problema social de que las personas de +45 tienen tremendas cargas familiares, que normalmente triplican el número de personas afectadas (cónyuge, hijos, etc).

9
El número de Ocupados asciende muy lentamente, a una media del 3% anual desde 2014; mientras que el de Parados baja rápidamente a una media del 8% anual, es lógico porque las cifras absolutas son muy diferentes. Lo positivo es que la creación de empleo está generando puestos de trabajo para los parados andaluces.

 

7º) En el colectivo +45 el Paro no baja apenas

11
Vemos que desde 2013 baja el
Paro total en Andalucía, a una
media del 8% anual, mientras
que el Paro senior apenas
desciende al 4% anual. Esto significa que las políticas de empleo de la Junta no están
funcionando tan bien para los senior como para el resto de parados. El número de Ocupados +45 subió fuerte en 2014 y 2015, pero en 2016 solo subió un 2,9%; en el mismo intervalo de tiempo, el número de Parados Senior bajó fuerte en 2015 y solo un 4,5% en 2016.  Es muy positivo que desde 2014 el número de personas que logran trabajar es muy superior al de personas que entran al paro, lo que da muy buenas perspectivas de futuro al trabajo de los senior.

 

8º) La proporción de los Senior dentro del total de parados crece año tras año

13

La proporción que los parados de  más de 45 años representan
dentro del número total de parados en Andalucía, muestra
una clarísima y permanente tendencia a crecer, lo que indica
que las políticas de empleo de la Junta deben enfocarse todavía mucho más a resolver el paro de los senior.

Mientras tanto, en el colectivo de jóvenes la proporción disminuye cada año.

Por lo que nos preguntamos si estos datos no son por sí solos evidencia suficiente de que existen razones por las que el paro de las personas mayores de 45 no responde bien a las políticas de empleo que se impulsan desde la Junta de Andalucía.

 

9º) El Paro Juvenil está en su mínimo histórico

El número de personas activas en14
el colectivo de -25 años ha disminuido muchísimo, siendo ahora un 45% menos que en 2007. Esto se explica porque
muchas personas jóvenes han emigrado, y también por la propia disminución de la población joven debido al descenso
de la natalidad entre los años 1985 a finales de los 90, entre otras posibles causas.

Y aun así, habiendo menos trabajadores activos de -25 años, el % de paro en este colectivo se mantiene desde 2013, lo que significa que el paro juvenil está bajando. En la actualidad, en Andalucía hay 147.000 parados con menos de 25 años de edad.

 

10º) Cada vez hay más trabajadores Activos de más de 45 años y el Paro +45 apenas baja

16Observamos claramente que el número de trabajadores Activos en este colectivo de +45 años ha aumentado, siendo
ahora un 47% más alto que en 2007. Esto se explica por el envejecimiento lógico de la población y porque a su edad estas
personas tienen muy poca movilidad laboral, debido a las cargas familiares que suele soportar la mayoría de ellas.

La Tasa de paro de los mayores de 45 se ha duplicado desde 2007 y solo ha empezado a bajar en 2016, a pesar de que la población activa de mayores de 45 crece y crece cada año.

 

11º) ¿Cómo se comportan las velocidades de caída del Paro en las distintas edades?

En Andalucía, el paro de cada colectivo de edades desciende a distintas velocidades. Entre 2012 y 2015, el paro bajó de continuo, con más rapidez en el de los menores de 25 años
que en los otros colectivos y mucho más despacio en 2016, lo que significa que se está perdiendo la fuerza de las medidas positivas que funcionaron durante años para reducir el
paro, y que actualmente hacen falta otras medidas, enfocadas por edades o por situación objetiva (paro de larga duración, etc) para mejorar la empleabilidad de las personas.
velocidad
Es muy importante manifestar que la velocidad de caída del paro de nuestro colectivo de personas +45, siempre ha sido
mucho más lenta que las de los demás grupos de edad, y que incluso apunta a que el número de parados senior puede llegar
a aumentar en 2017, desgraciadamente. La necesidad de poner en marcha medidas concretas para este colectivo es ya alarmante.

Razón nº5 para el Argumentario: analizando la velocidad de caída del paro de los 3 perfiles principales de edad, apreciamos mejora contínua en la velocidad de caída en
todos los colectivos, prevaleciendo siempre que la velocidad de caída más lenta de todas es la de los parados +45.

Y esto no es nuevo: las velocidades de caída son las derivadas en cada punto del gráfico; esto, todos los economistas, esta-dísticos, sociólogos y matemáticos lo sabemos de carrerilla. Y las gráficas son clarísimas: desde 2014, la pendiente (la derivada) de caída del paro viene perdiendo fuerza, y en 2015 empezó a suavizarse, para torcer su caída y emprender una subida en 2016, que apunta a subida creciente en 2017. Si nada cambia, eso es lo que va a suceder.

Y lo único que puede cambiar para que no suceda eso, son las políticas públicas de empleo y de acción social. ¿Y en qué pueden cambiar? ¿Será tal vez en diferenciar estrategias según la edad, o si no se quiere el perfil de edad, tal vez la situación objetiva ante el problema del paro: ¿el tiempo de permanencia en el paro de larga duración? Sea una o sea otra, adelante, pónganla en marcha. Porque esto no es un tren que esté esperando la salida…. ¡esto es un barco que se hunde! Cada familia, cada persona, ve hundirse sus legítimos proyectos vitales. Yo diría que esta es la cara de la injusticia laboral., y sobran los calificativos, el hecho en sí es gravísimo.

En una democracia no es solo “la economía”, es su distribución equitativa lo que importa.

 

12º) Evolución de la Tasa de Paro en Andalucía
17

La situación objetiva del paro sigue siendo delicadísima: la tasa de paro media de los menores de 25 años en Andalucía es altísima, y baja más rápidamente que (10 puntos de caída desde 2013) la tasa de paro de los mayores de 45 (8 puntos de caída en el mismo período).

Sin embargo, no son los porcentajes, sino las personas, los que cuentan. Lo importantísimo es que hay el triple de parados +45 que de jóvenes. Sin embargo, cuando se ha legislado para apoyar a un colectivo, solo se ha apuntado al de los jóvenes, abandonando a los senior. Consideramos que esto es muy injusto y además sacrifica a muchísimas personas: los familiares de los senior, que como hemos dicho antes, sufren muchísimo por el paro de los cabezas de familia.

Esto significa que, si se consigue atacar y reducir el paro de los mayores de 45, el empleo y por tanto el bienestar de las personas de Andalucía mejorará muchísimo. He aquí una gran oportunidad que se está desaprovechando, y en tanto pasa el tiempo, con su carga lastimosa de penalidades para tantos miles de andaluces: los parados senior y sus familias.

 

13º) La Población Activa desciende y aumentan los Inactivos: malas señales

El número de Inactivos de Andalucía viene aumentando con firmeza desde 2015, en unas 70.000 personas anuales.

La Población Activa de Andalucía viene descendiendo desde 2008, debido a las fuerzas del retorno de muchos emigrantes a sus países de origen, más la emigración de muchos
andaluces a otros países y sobre todo, a que muchos están optando por anticipar su fecha de jubilación.

Ninguna de las dos magnitudes evoluciona bien, pues significan menos riqueza, menos gente trabajando y cotizando, menos cotizaciones y más pensiones.

 

14º) El Paro de los Senior es el que más se alarga en el tiempo

La evolución de cada19
segmento de edad dentro
del colectivo de Parados
en la Comunidad
andaluza, muestra
claramente el rapidísimo
crecimiento del paro de
todos los colectivos entre
los años 2007 a 2012 y el paro de los mayores de 45 ha sido el único que continuó creciendo hasta 2015 en que comenzó a descender, y que sigue siendo el número de parados más alto de todos los colectivos de edad.

Esto sugiere la necesidad de aplicar medidas positivas específicas para dinamizar la empleabilidad de este colectivo, como nuestra Asociación Observatorio del Trabajo Senior +45 viene sugiriendo desde hace años para todo el territorio nacional.

 

15º) El Paro de Larga Duración se está haciendo crónico

Una característica fundamental para comprender la estructura actual del desempleo en Andalucía, es el Paro de Larga Duración: las personas que están buscando empleo desde hace más de un año. Porque estas personas son las que sufren la terminación de sus subsidios de paro y su necesidad de encontrar empleo es la más acuciante de todas. Por eso su tratamiento debería ser “preferente”, ser los primeros en ser atendidos, recibieran las atenciones más especiales. De hecho, la Comisión Europea recomienda a España que para solucionar el paro de larga duración debería disponer  a varios empleados en cada una de las Oficinas de empleo de cada Comunidad Autónoma especialmente formados para ello, para ayudar a los parados de larga duración y diseñarles itinerarios de empleo personalizados.

Cosa que, hasta la fecha, sabemos que no se está aplicando en Andalucía, como tampoco en muchas otras.

20

El Paro de Larga
Duración está en
torno al 60% del
paro total, y no se
reduce. A este
paso, para que
estas personas
puedan salir del
PLD, harán
falta…. ¡¡ más de 6 años !! Demasiados!! El número de personas que están en el Paro de Larga Duración, ha subido continuamente desde 2008 hasta 2013, en que comenzó a bajar lentamente: hoy hay en el PLD en Andalucía 610.000 personas, y desde que comenzó a bajar en 2013 solo baja a razón de 100.000 personas al año, significando que las políticas aplicadas no están siendo eficaces y que es preciso concentrar absolutamente aquí las mejores estrategias de activación e inserción.
Sea esta, por tanto, la razón nº5 de nuestro Argumentario para solicitar a la Junta de Andalucía que aplique una estrategia de mejora concreta para los parados de larga duración, entre los cuales el colectivo de mayores de 45, es también el más numeroso.

21
En efecto, desde hace más de 4 años el PLD viene suponiendo más del 60% del paro total en Andalucía. La tasa de PLD sobre el total del paro solo cedió 5 puntos en 2016, lo cual puede manifestar que se ha empezado a dar con una solución al problema del paro de larga duración.
22La Velocidad de Caída del
paro de larga duración, ha
encadenado por primera vez
cuatro años consecutivos de
bajadas, poniendo de
manifiesto que hay fuerzas
que inciden en su descenso,
como son las políticas de empleo que ha desplegado la Junta; pese a todo, es patente la pérdida de aceleración del año 2016, que
muestra de nuevo que el modelo de mejora se está agotando.
Desde hace cuatro años el número de personas que llevan más de 2 años en el PLD son casi la totalidad de todas las que están en el PLD: del total de personas que están en el Paro de Larga Duración en Andalucía, el 75% está ahí desde hace más de 2 años.
Actualmente, son 458.000 personas directas, en términos de familias
aproximadamente 1.300.000 personas de Andalucía.
No tenemos palabras para expresar nuestra estupefacción ante estas cifras. Baste decir que entre otras recomendaciones de la Comisaria de Empleo Europea, se establece que los Servicios Públicos de Empleo deberán remitir propuestas concretas con ofertas de trabajo concretas a todas las personas que lleven más de 18 meses en esta situación.
Este es el caldo de cultivo donde se cuecen muchos males de la sociedad española: el fracaso escolar, la violencia de género entre padres que no pueden encontrar sosiego para sacar adelante su vida familiar, la miseria y la exclusión social. Esto, ES LAMENTABLE.
Sea esta, por tanto, la razón nº6 de nuestro Argumentario para solicitar a la Junta de Andalucía que establezca, por favor, un canal específico de atención y políticas de empleo concretas para este colectivo de mayores de 45, que tanto lo necesita.
En la actualidad, y desde Diciembre 2016, la Junta de Andalucía tiene en marcha el Programa de Ayudas para la contratación indefinida de mayores de 45 años, que consiste en:

Programa de Ayudas de la Junta de Andalucía

para la contratación indefinida de mayores de 45 años

Esta línea de incentivos dependiente del Programa para la contratación indefinida de personas mayores de 45 años, tiene por objeto incentivar la contratación indefinida de personas desempleadas de larga duración de 45 o más años de edad que se lleven a cabo por parte de las empresas ubicadas en Andalucía, como medida de fomento del empleo y estabilidad laboral en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
Podrán ser beneficiarias de las ayudas las personas trabajadoras autónomas, las empresas válidamente constituidas e inscritas en el correspondiente registro, incluidas las de economía social, y las entidades sin personalidad jurídica, ubicadas en Andalucía.

La ayuda consistirá en un incentivo a tanto alzado de 6.000 euros por cada contrato laboral formalizado o de 7.500 euros si el contrato se formaliza con una persona con discapacidad reconocida igual o superior al 33%
Puede ampliarse información en:
http://www.juntadeandalucia.es/boja/2015/48/BOJA15-048-00085-4345-01_00065565.pdf

 

16º) El Peso el Paro de Larga Duración en las Comunidades Autónomas

El peso del PLD sobre el paro total, a nivel nacional, es del 54,4% : más de la mitad de las
personas paradas llevan más de 1 año en esa situación. En el caso concreto de Andalucía, el PLD es el 56,9% del paro total, esta Comunidad está 2,5 puntos por encima de la media
nacional, el problema requiere atención prioritaria, en opinión de todos.

24

 

En el desglose por comunidades autónomas, vemos:
1º) que las que tienen mejores datos que la media nacional en el PLD son Baleares, Navarra, Cataluña, Murcia, Cantabria, Aragón, Castilla y León y Canarias.
2º) Que las Comunidades más grandes en población tienen los peores datos
3º) Lo que refleja que esas Comunidades no están atacando bien el problema del PLD.
Consecuente con ello, el problema de los parados senior. Y que el Gobierno no conseguirá mejorar las cifras de paro si no consigue que esas comunidades ataquen específicamente el problema del PLD, tal como recomienda la Comisaria de Empleo europea.

Nuestra Asociación tiene la metodología y el conocimiento probado para contribuir decisivamente a solucionar el problema del Paro de los Mayores de 45 y de larga duración, por lo que pedimos a las autoridades que nos escuchen en nuestras propuestas.

25

El paro se ceba con los mayores de 55 años: el número de desempleados crece un 322% desde 2007

Reproducimos aquí el artículo elaborado por Isabel Munera, y publicado en EL MUNDO del 19 de Junio 2017, sobre entrevistas a Francisco Mesonero, Director General de Fundación Adecco, y a Andrés de Toro (presidente de nuestra Asociación), incluyendo también datos de UGT sobre el tema.

paradosmayores660

Un 61% de los parados que superan esa edad no ha sido llamado ni para una entrevista.

La mayoría tiene cargas familiares o no ha terminado de pagar su hipoteca.

Cuando el teléfono no suena durante un año ni siquiera para hacer una entrevista de trabajo, la desesperación se convierte en una compañera habitual de la que cuesta desprenderse. Si a partir de los 40, encontrar otro empleo comienza a complicarse, a los 55, el camino se vuelve todavía más cuesta arriba.

Según una encuesta realizada por la Fundación Adecco, un 61% de los parados mayores de 55 años no ha sido llamado ni para una entrevista de trabajo en el último año, a pesar de que el 56% asegura que ha presentado su candidatura a varias ofertas semanales.

Actualmente, hay 560.100 personas mayores de 55 años que buscan empleo en España, según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre del año. De ellos, casi tres cuartas partes (un 74%) lleva más de un año sin encontrar trabajo, cifra que desciende hasta el 61% para los que tienen entre 45 y 55 años y hasta el 54% para los parados a nivel general. Además, un 61% lleva más de dos años en paro.

Según denunció este domingo UGT en su informe ‘Mayores de 55 años en el mercado de trabajo español’, este colectivo sufre por partida doble. No sólo el número de desempleados que superan esta edad ha crecido un 322% desde la crisis, pasando de 137.500 en 2007 a 580.130 en 2016. También la tasa de paro en esta franja de edad se ha multiplicado por tres y el porcentaje de parados de larga duración se ha elevado más de un 26% en este periodo.

Pero las cosas no les han ido mucho mejor a los que han tenido la suerte de seguir activos tras la crisis. El sindicato denuncia que «se han visto obligados a aceptar, en muchos casos, subempleos temporales y parciales».

El pasado mes de diciembre, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, anunció un programa para mejorar la situación de los parados de larga duración, el caso de muchos de los desempleados que superan los 55 años. En total 515 millones repartidos en tres años (129 en 2017, 257 en 2018 y otros 129 en 2019). Un presupuesto que se suma a los fondos dedicados a poner en marcha políticas activas de empleo.

“Políticas de empleo insuficientes”

Asociaciones como el Observatorio del Trabajo Senior +45 consideran que se trata de «una medida positiva», aunque, apuntan, «claramente insuficiente para atender las necesidades de este colectivo».

Su presidente, Andrés de Toro, sostiene que el presupuesto debería ser notablemente superior. «Según nuestros cálculos, se debería asignar un mínimo de 500 euros al año, unos 1.100 millones en tres años, porque los parados de larga duración necesitan medidas específicas con itinerarios personalizados de reinserción y, por tanto, más apoyo y más presupuesto», explica.

Además, denuncia que desde el Ministerio y las comunidades autónomas no están prestando suficiente atención a los mayores de 40 años. «Sus políticas de empleo van más destinadas a ayudar a los parados de 16 a 30 años que, sin embargo lo tienen más fácil para adaptarse al mercado laboral».

Esto provoca, en su opinión, que los parados sénior no estén recibiendo la atención que requieren, ya que el presupuesto destinado a los parados de larga duración se dirige a todos los profesionales que llevan más de un año sin encontrar una nueva oportunidad laboral, independientemente de su edad.

«No se tendría que esperar a que los parados mayores de 45 años se conviertan en parados de larga duración, habría que actuar mucho antes con un programa de choque», defiende Toro.

Una opinión que comparten desde UGT. Para el sindicato, «las políticas del PP están olvidando a las personas mayores de 55 años». «La falta de oportunidades de empleo y de formación y la ausencia de políticas de empleo centradas en este colectivo está aumentando el efecto desánimo», denuncian.

A muchos de estos parados mayores de 45 años les cuesta salir del estado de ‘shock’ en el que se encuentran tras perder el empleo al que han dedicado media vida. Y cuando lo hacen y comienzan a buscar otro trabajo, no sólo se enfrentan a situaciones de discriminación por su edad, sino que tienen que cargar con una pesada mochila que no tienen otros parados más jóvenes.

«La mayoría tiene aún cargas familiares o no ha terminado de pagar su hipoteca y, además, no lo tienen tan fácil para moverse, ya que en su caso supone desplazar a toda la familia», señala Toro.

La sensación de que mientras a su alrededor las cosas mejoran, ellos siguen igual lleva a algunos de estos parados a arrojar la toalla.

De acuerdo al estudio de la Fundación Adecco, siete de cada 10 parados mayores de 55 años se muestran convencidos de que no van a regresar nunca al mercado laboral. Y sólo un 10% cree que conseguirá otro trabajo en los próximos 12 meses.

«Quedarse sin empleo a las puertas de la jubilación es un problema de dimensiones mayúsculas», señala Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, en declaraciones recogidas por Europa Press. Muchos de estos parados reciben indemnizaciones tras perder su trabajo que no les cubren hasta la edad de jubilación, lo que les obliga a buscar otro empleo que, en muchas ocasiones, no llega.

229.788 fuera del sistema

Cobertura: La prolongación de la situación de paro y las restricciones de acceso a la protección por desempleo han provocado un descenso de la cobertura de este colectivo.

Protección:

De los 1,9 millones de beneficiarios por prestaciones por desempleo en 2016, 573.392 tenían más de 55 años (un 28,9%), y 229.788 estaban fuera del sistema de protección, según denuncia el sindicato UGT en un informe.

Jubilación: Quedarse en paro a las puertas de la jubilación, teniendo en cuenta que las posibilidades de encontrar otro empleo se complican, puede llevar a que la persona afectada sólo reciba un 60% de la pensión que le correspondería de haber seguido su carrera laboral hasta la edad de jubilación ordinaria.

El Banco de España advierte de que la creación de empleo se está ralentizando

Incluimos aquí el artículo “El Banco de España advierte que la creación de empleo se está realizando”, escrito por Daniel Viaña y publicado por EL MUNDO el 13 de Junio 2017, y también mencionamos parcialmente el de Carmen Valero “La OCDE considera “vital” que España ahonde en la reforma del mercado de trabajo” publicado, también publicado el mismo día por EL MUNDO.

 

En ambos artículos, realizados a partir de las declaraciones y estimaciones del Banco de España, Funcas y la OCDE, se expresan conclusiones similares a las que mencionamos en nuestro Informe del 1º Trimestre 2017 sobre el Empleo de los Senior en España,  donde vemos claras señales de que la creación de empleo está decayendo, de que su velocidad de crecimiento va mucho más despacio que la destrucción de empleo durante los años de la crisis y de que el Gobierno central debería legislar nuevas medidas en apoyo del empleo, muy especialmente de los parados mayores de 55 años y de los parados de larga duración (entre los cuales abundan especialmente los parados mayores de 45 y los jóvenes), comprobando especialmente el cumplimiento de las medidas propuestas por la Comisaria de Empleo Europea y de los indicadores de rendimiento y eficiencia propuestos por el propio Gobierno a los Gobiernos Autonómicos.

El ritmo de creación de empleo se está desacelerando. Así lo advierte el Banco de España, que ayer elevó más allá del 3% su previsión de crecimiento de PIB para este año pero que, al mismo tiempo, afirmó que los ritmos de creación de empleo serán «cada vez menores a lo largo del horizonte de proyección, en consonancia con la previsión de una cierta suavización del ritmo de avance del producto y de unas tasas de crecimiento muy modestas de la productividad aparente».

En concreto, y según las proyecciones macroeconómicas de la economía española para 2017-2019, la tasa de paro será del 16,5% a finales de este año, mientras que en 2018 el dato será del 15,4%. Estas cifras rebajan el optimismo del Gobierno, algo poco habitual en los últimos años ya que las previsiones del Ministerio de Economía se han distinguido por quedarse por detrás de la realidad, por ser «cautas», tal y como el ministro Luis de Guindos ha defendido en más de una ocasión.

Así, el Ejecutivo estima que el paro estará por debajo del 13% en 2019, algo que el Banco de España descarta, y que la creación de empleo se mantendrá en un ritmo cercano a los 500.000 nuevos puestos al año. El organismo que preside Luis María Linde, sin embargo, estima que la cifra será más próxima a los 400.000 puestos anuales.

Esta apreciación es similar a la que también esta semana ha realizado Funcas. La Fundación de las Cajas de Ahorros considera que la tasa de paro cerrará el año en el 17% y se quedará en el 14,6% el próximo. El dato supone una mejora con respecto a la anterior previsión, ya que Funcas también ha elevado su previsión de crecimiento, pero aún así se queda por detrás del Gobierno. «El crecimiento de la productividad se está ralentizando», explica Raymond Torres, director invitado de previsión y coyuntura de Funcas, que apunta también que el ritmo de creación de empleo está más cerca de los 400.000 puestos al año que de los 500.000 que augura el Gobierno. Y, además, introduce un nuevo factor: la posibilidad de que crezca la tasa de participación.

Esto supone que, ante la mejora de la economía y de las perspectivas laborales, muchas personas que llevan años fuera del mercado están tratando de reincorporarse al mismo. Por lo tanto, esta noticia positiva tiene un efecto negativo sobre la tasa porque se deben repartir los puestos de trabjo sobre un universo mayor.

“Las cosas en España están cambiado poco a poco para mejor. Es evidente que las reformas empiezan a dar frutos, que hay mejores oportunidades para que los jóvenes conecten con el mercado laboral y eso es una buena noticia”, sostuvo Gurría en el turno de elogios a las “decisiones duras” adoptadas por el presidente Mariano Rajoy durante la pasada legislatura. “La reforma laboral de 2012 ha mejorado el desempeño en el empleo, reducido la segmentación del mercado de trabajo y fortalecido la capacidad de respuesta de los empleadores ante situaciones imprevistas”.

Pero “no estoy cantando victoria, no estamos al final del camino”, precisó Gurría. Las proyecciones de sus expertos tampoco lo sugieren. La OCDE prevé que los niveles de empleo y desempleo previos a la crisis no se alcanzarán en España a finales de 2018, cuando la tasa de desempleo será del 15,5% y la de empleo girará en torno al 55,4%.

“A fin de mejorar aún más el rendimiento del mercado de trabajo, sería vital proseguir el esfuerzo de reforma, en particular, desarrollar y coordinar políticas activas del mercado de trabajo regionales para ayudar a los desempleados a encontrar empleo, así como mejorar la evaluación y el seguimiento de estas políticas”, recomienda la OCDE en su informe.

Y hace esa recomendación porque, pese a la evolución positiva del empleo en los últimos trimestres, España tiende a situarse por debajo del promedio de la OCDE en todos los indicadores, con excepción de la calidad de ingresos en la que España se sitúa apenas en el promedio y la brecha de género que está 1,6% por encima.?

España es, por ejemplo, el cuarto país de la OCDE con menor proporción de población empleada (por delante tan sólo de Italia, Grecia y Turquía) y el segundo con una mayor tasa de desempleo (por detrás de Grecia). Además y como resultado de la profunda y prolongada crisis económica es el país que tiene una mayor tasa de personas viviendo con menos de la mitad de la renta media disponible su país (16,5 % de la población en edad de trabajar), seguido por Grecia, Estados Unidos, Estonia, Chile e Israel. No son más halagüeño los indicadores relativos a seguridad del mercado laboral, que ha empeorado en los últimos años hasta hacer de España el segundo país OCDE con mayor inseguridad en el mercado laboral y el cuarto con una mayor proporción de empleados que ven amenazado su puesto laboral. ? España sigue cualitativa y cuantitativamente en el furgón de cola de los 33 países miembros de la OCDE.